Cuida tu salud física

Home / blog / Cuida tu salud física

Cuida tu salud física

la-importancia-de-la-salud-fisica

Una óptima salud física implica hábitos y un estilo de vida saludable con el que nos sintamos a gusto y nos motive a cumplir nuestras metas diarias. Además en la última década se ha determinado cómo una variación en la salud física puede impactar en nuestra salud mental. Es por ello que preocuparnos por ambas resulta una prioridad.

¿Cómo podemos cuidar nuestra salud física?

Practicar algún deporte o ejercicio, seguir una dieta balanceada, evitar el consumo de sustancias tóxicas y acudir a chequeos preventivos y anuales son algunos de los hábitos saludables que se recomiendan practicar. Sin embargo, existe una práctica sostenida y habitual, la cual ha sido señalada como nociva por organizaciones como la Organización Mundial de la Salud (OMS); a saber, la automedicación [1].

La automedicación es la selección y el uso de medicamentos por individuos para tratar condiciones o síntomas auto-diagnosticados sin ser previamente discutido con un especialista [2].

¿Cuáles son los beneficios y riesgos de automedicarse?

Existen dos tipos de automedicación: la responsable, que trae beneficios asociados al alivio a corto plazo de dolores con medicinas comerciales o de escasos efectos secundarios, mayor acceso a la medicación, ahorro económico, conveniencia y un papel activo de la persona en el cuidado de su salud [3]; y la automedicación irresponsable, que conlleva riesgos a nuestra salud, como un autodiagnóstico incorrecto, detección tardía de enfermedades y asesoramiento médico, baja detección en efectos secundarios, interacciones peligrosas con otros medicamentos, forma incorrecta de administración, dosis inexacta, elección errónea del tratamiento, enmascaramiento de una enfermedad grave y riesgo de dependencia y abuso [3].

Tener hábitos no saludables impacta en nuestra salud física. La automedicación podría direccionarnos hacia alguna condición severa de salud. Si empieza a experimentar dolores por periodos largos de tiempo, no se asigne el trabajo de un especialista de salud: busque a un médico que pueda asesorarlo y guiarlo hacia el mejor tratamiento para calmar molestia.

Referencias

[1] Bennadi, D. (2014). Self‑medication: A current challenge. Journal of Basic and Clinical Pharmacy, 5(1), 19–23.Recuperado de http://www.jbclinpharm.org/temp/JBasicClinPharma5119-485391_132859.pdf

 

[2] Ruiz, M. (2010). Risks of self-medication practices. Current Drug Safety, 5(4), 315-23.

 

[3] World Health Organization. (2000). The benefits and risks of self-medication. Who Drug Information, 14(1), 1-2.

Manténte informado de nuestros cursos y novedades, suscríbete a nuestra lista de correo

Start typing and press Enter to search

28682723250_c82757f0b9_bgirl-kids-training-school-159782